domingo, 2 de enero de 2011

¿Qué nos ha dejado 2010?

Como en muchos otros sitios, parece ser el momento de resumir lo que ha sido 2010. Creo que en el caso que nos ocupa y sobretodo centrado en las universidades, se puede resumir en una palabra: Pesimismo.

Pesimismo por la crisis, por los recortes en las inversiones en investigación, recortes en el presupuesto de las universidades, bajada de los sueldos de los funcionarios, etc… Ante este escenario es lógico que las universidades se sientan pesimistas, pero creo que también es el momento de la verdad, el momento de replantearse muchas cosas, el momento en que las universidades puedan reinventarse y realmente realizar este cambio que se le está pidiendo desde hace tiempo. La Universidad realmente debería ser el motor de la sociedad, pero para ello pienso que debería “arriesgar” más. Veo, por mi experiencia, que algunas universidades están empezando a hacerlo y se adaptan e incluso impulsan los cambios de forma mucho más rápida que antes. Para mí está claro que la mayoría de las veces “arriesgarse” ahorra dinero, porque evita estar invirtiendo esfuerzo y recursos en darle vueltas siempre a lo mismo, y, que quizás, al final, no reporta ningún beneficio.

En la sociedad en la que estamos, ya no sirve una universidad que “tarda” en adaptarse o realizar cambios, como se percibe muchas veces a la universidad en ciertos entornos. Se necesita una universidad capaz de afrontar nuevos retos y cambiar una y otra vez y mostrar a la sociedad que es capaz de hacerlo.

Por lo tanto, la universidad ya no tiene que ser solo: educación, investigación y servicio público, tendría que ser capaz de dar soluciones reales a los problema globales que hoy en día afectan al mundo (terrorismo global, calentamiento global, desastres naturales, crisis, distribución inadecuada de los recursos….).

Este tema, precisamente se trató en el “First World Universities Congress” que se celebró el pasado 20-24 de Octubre en Çanakkale Onsekiz Mart University y donde bajo el título “What should be the new aims and responsibilities of universities within the framework of global issues?”, trataron el tema que he comentado en el párrafo anterior. Incluso allí ya se hablaba de “responsabilidades reales” que tiene la Universidad en estos casos. Se trató básicamente de cómo la Universidad debe implicarse y dar soluciones a los problemas globales y muy graves que afectan al mundo, como los que he mencionado antes.



http://www.comu.edu.tr/unicongress2010/index.php

Así pues, está claro que, en un escenario de crisis, se va a pedir a la universidad “hacer más con menos”, es cuestión de dedicar los escasos recursos que pueda tener a los temas que realmente interesan. Evidentemente una universidad no puede resolver todos los problemas del mundo… ¿especialización de las universidades?...seguramente ese es el camino.

¡¡¡FELIZ 2011!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada